Las navieras de líneas regulares más importantes sumaron en 2011 pérdidas conjuntas de 6.000 millones de dólares

Las navieras de líneas regulares más importantes sumaron en 2011 pérdidas conjuntas de 6.000 millones de dólares



Las navieras de líneas regulares transoceánicas perdieron en conjunto alrededor de 6.000 millones de dólares en 2011, al abandonar la disciplina financiera para tratar de ganar cuota de mercado, según se desprende de los últimos informes sobre este sector publicados por las consultoras Alphaliner y Drewry, y recogidos por la prensa internacional.

Drewry ha revisado la cifra estimada inicialmente (5.200 millones) hasta 6.500 millones. En 2010, estas navieras sumaron un beneficio conjunto de 23.000 millones. La consultora no prevé una pronta recuperación, sino que los resultados financieros se mantengan negativos en el primer trimestre de 2012. Sin embargo, apunta, mucho depende ahora del comportamiento de las navieras mismas, más que en los fundamentos económicos del mercado.

Por su parte, Alphaliner estima que las 22 empresas de portacontenedores más importantes sumaron en 2011 unas pérdidas de casi 5.600 millones de dólares. Sólo cuatro de ellas evitaron los números rojos. En 2010, sumaron unos beneficios de explotación conjuntos de 12.100 millones de dólares, pero en 2009, las pérdidas fueron aún mayores: 13.400 millones.

Un factor de incertidumbre en estos análisis sobre el sector de los portacontenedores son los resultados de la considerada como segunda naviera más importante, Mediterranean Shipping Co (MSC), ya que no los hace públicos. Alphaliner observa, además, que, a pesar de las cifras negativas registradas en 2011, sólo una empresa, MISC, la principal naviera de Malasia, decidió retirarse de este segmento de negocio, tras haber acumulado pérdidas de más de 1.000 millones de dólares en los últimos 4 años. También señala que la estrategia “particularmente agresiva” de CSAV para ganar cuota de mercado la llevó al borde de la quiebra. Tuvo que recurrir a inyecciones de capital y reducir sus operaciones.

Alphaliner atribuye los resultados de 2011 al descenso de los niveles de fletes, que fueron una media de un 12% más bajos que el año anterior, y al aumento de los costes de combustible (+39%). Los márgenes de explotación de estas navieras han permanecido en descenso continuo desde el tercer trimestre de 2010, alcanzando -13% en el cuarto trimestre de 2011.

A pesar de todo ello, Alphaliner subraya que los resultados negativos de las navieras podrían haber alcanzado el mínimo en 2011, ya que los fletes se están recuperando con fuerza desde el pasado mes de enero en todos los tráficos principales.

Drewry, por su parte, advierte contra un exceso de optimismo y señala que, aunque parece que el sector ha pasado página, aún quedan por analizar las repercusiones de los extremadamente bajos índices de fletes en los tráficos entre el norte de Europa y Asia a finales del año pasado.

(19-4-12)