China prohíbe el atraque en sus puertos de los grandes graneleros de Vale, pero el puerto de Dalian anuncia que “reforzará la cooperación” con el gigante minero

China prohíbe el atraque en sus puertos de los grandes graneleros de Vale, pero el puerto de Dalian anuncia que “reforzará la cooperación” con el gigante minero



Las autoridades de China han prohibido oficialmente el acceso a sus puertos de los graneleros de más de 350.000 tpm desde el pasado 1 de febrero, indicando que esta decisión tiene como objetivo concreto los very large ore carriers (VLOCs) operados por el gigante minero brasileño Vale. Se trata de los graneleros más grandes construidos hasta la fecha. En 2011, se habían encargado para Vale un total de 35 VLOCs de nueva construcción: 19 buques que serán propiedad de Vale y otros 16 para los que ha firmado contratos de fletamento a largo plazo. En conjunto, estos buques suponen una inversión de 4.000 millones de dólares.

A pesar de esta prohibición, el puerto chino de Dalian señalaba en una nota de prensa, el 14 de febrero, que “reforzará la cooperación” con Vale. Dalian fue el primer puerto chino en recibir, hace dos meses, un VLOC, el “Berge Everest”, de 388.000 tpm, fletado por Vale para transportar mineral de hierro de Brasil a Europa y Asia. “El puerto de Dalian ha realizado reformas para permitir el atraque de graneleros de más de 300.000 tpm cargados de mineral de hierro, por lo que podemos recibir estos buques e igualmente responder a todas las necesidades de trasbordo.” En 2008, Vale y la autoridad portuaria de Dalian acordaron duplicar los volumenes de mineral de hierro movidos en este puerto, alcanzando 10 millones de toneladas.

En respuesta a esta decisión del Gobierno chino, Vale ha comenzado a efectuar trasbordos de su mercancía a buques más pequeños en las Islas Filipinas y en Malasia, para así poder acceder a los puertos chinos.

Los analistas consideran que, con esta prohibición, China estaría intentando proteger su cadena de suministro de mineral de hierro, lo que a su vez consolidaría los sectores nacionales de la construcción naval y del acero.

Anteriormente, la asociación de navieros chinos había manifestado su preocupación porque los VLOCs ganaran cuota de mercado en detrimento de los armadores chinos, en un sector en el que ya existen muchas empresas navieras ofertando sus servicios. Los fabricantes de acero, por su parte, también habían expresado su inquietud de que los VLOCs de Vale le permitan a esta compañía aumentar su control sobre el transporte marítimo, el suministro y la política de fijación de precios del mineral de hierro.

La voluntad de China de controlar el suministro de mineral de hierro podría ir en perjuicio de las empresas chinas más pequeñas. Pero reforzaría a las empresas más grandes y contribuiría al objetivo general de este país de consolidar sus sectores estratégicos, como el del acero.

El primero de los 35 VLOCs que operarán para Vale fue entregado en mayo de 2011. El “Vale Brasil” fue cargado con mineral de hierro en Ponta da Madeira y navegó al Cabo de Buena Esperanza rumbo a Asia. Sin embargo, cuando se encontraba en el Océano Índico, dio un giro de 180º y fue desviado a Italia para descargar su mercancía. Los responsables comerciales de Vale atribuyeron entonces este cambio a razones comerciales, pero la recién prohibición de China lleva a los analistas a pensar que Vale no contaba ya, en ese momento, con la aprobación de China para que estos grandes buques atracaran en sus puertos.

El mineral de hierro es un componente fundamental del proceso de fabricación del acero, que es uno de los sectores económicos más importantes en China y supone alrededor de un 10% de su PIB. La producción nacional de mineral no es suficiente para responder a la demanda y el país importa actualmente un 62,5% del minero de hierro que consume. Los compradores chinos se han mostrado muy sensibles respecto al control del sector del mineral de hierro por los 3 principales productores: Vale, Rio Tinto y BHP. Estas dos últimas compañías, ambas con sede central en Australia, operan empresas navieras de menor importancia comparadas con Vale.

Los principales beneficiarios de la prohibición de que los VLOCs de Vale atraquen en puertos chinos serían las grandes empresas navieras chinas y los principales productores chinos de acero. La compañía estatal de graneleros China Ocean Shipping Co. (COSCO) anunció precisamente, el pasado 7 de diciembre, la creación de COSCO Bulk Carrier Co. Ltd. (CBC), en la que quedan englobadas sus filiales en Tianjin, Qingdao, Hong Kong and Shenzhen. CBC operará 420 graneleros que sumarán una capacidad total de 40 millones de toneladas de peso muerto, lo que permitirá a COSCO competir de forma más eficiente con los armadores más importantes.

(16-2-12)