La carga en contenedores, especialmente en transbordo, impulsó en 2011 el tráfico de mercancías en los puertos españoles, mientras que los graneles siguen estancados

La carga en contenedores, especialmente en transbordo, impulsó en 2011 el tráfico de mercancías en los puertos españoles, mientras que los graneles siguen estancados



El tráfico de mercancías en los puertos españoles sumó, en 2011, 442,9 millones de toneladas, que suponen un aumento del 6,1% respecto a 2010. De entre los principales puertos, Algeciras creció un 17,5% y Valencia un 2,7%, Barcelona se mantuvo prácticamente constante (+0,1%) y Bilbao descendió un 5,7%. Estos 4 puertos aglutinaron el pasado año el 49% de las mercancías movidas en los Puertos de Interés General.

A lo largo de 2011, los graneles líquidos crecieron un 1,2% hasta 150,4 millones de toneladas. Durante los 5 primeros meses del año, el crecimiento acumulado medio fue del 10,2% pero en mayo comenzó un continuo descenso en el tráfico de esta partida. Entre los principales puertos para este tipo de mercancías, Huelva (+35,3%) y Cartagena (+18,1%), fueron los únicos que registraron aumentos mientras que descendieron Algeciras (-2,5%), Tarragona (-3,9%), Barcelona (-7,6%) y Bilbao (-9,6%).

El tráfico de graneles sólidos continúa estancado desde 2009 y totalizó, durante 2011, 79,2 millones de toneladas, un 0,8% más que en 2010 y prácticamente el mismo valor que en 2009 (-0,04%), muy por debajo de los valores precrisis (101,3 millones de toneladas en 2008 y 116,9 millones de toneladas en 2007). Ferrol aumentó nada menos que un 16,8% mientras que el resto de los puertos con un tráfico significativo de graneles sólidos registraba descensos, Tarragona del 1,8%, Gijón del 6,1%, Bilbao del 10,1% y Huelva del 15,6%.

El tráfico de mercancía general aumentó un 12,0% durante el pasado año, aumentando un 29,7% en Algeciras, un 14,4% en Las Palmas y, de forma más moderada, en Valencia y Barcelona se registraron un crecimiento del 4,6% y 3,3% respectivamente. En particular, de estos tráficos, la mercancía en contenedores fue el principal dinamizador de la actividad portuaria en 2011, registrando un crecimiento del 14,1%. Se movieron 13,88 millones de teu (+11,02). De ellos, en tráfico import-export internacional, sólo 4.598.637 teu y 1,59 millones de teu en tráfico de cabotaje nacional y feeder.

En particular, el tráfico mercancía en contenedores en Algeciras totalizó 47,4 millones de toneladas (+32,6%) y 3,6 millones de TEU (+28,4%). En diciembre, el crecimiento fue del 44,6%, cerrando un año en el que la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA) considera que se ha conseguido un "logro histórico", gracias la actividad desarrollada por APM Terminals, perteneciente al grupo Maersk, que ha realizado el 81,6% de los movimientos. El resto corresponde a TTI Algeciras, la terminal perteneciente al grupo surcoreano Hanjin Shipping.

En Valencia se movieron 4,3 millones de TEU, un 2,9% más que en 2010, con 50,9 millones de toneladas de carga en contenedores (+3,8%). En Barcelona se movieron 2,0 millones de TEU (+4,3%) con 19,7 millones de toneladas de carga, con un crecimiento del 3,4%.

El transbordo de contenedores creció un 16,7% y sumó un total de 7.690.160 teu (el 57% de todos los movidos). Algeciras movió 3.347.099 teu en tránsito (+27,6%), Valencia 2.226.295 (+2,86%), Las Palmas 839.089 (+15,16%), Barcelona 656.846 (+3,75%) y Málaga 450.688 (+61,17%).
El tráfico ro-ro aumentó en 2011 un 3,7%. Entre los principales puertos, Valencia fue el que más creció (+13,3%), seguido de Algeciras (+10,0%). Barcelona creció de forma moderada (+2,6%) y Baleares se mantuvo casi constante (+0,4%). Cabe destacar que en Gijón, gracias a la Autopista del Mar que le une con Nantes, este tipo de tráfico se ha multiplicado casi por 12, pasando de mover unas 53.000 toneladas en 2010 a 628.000 toneladas en 2011.

El tráfico de pasajeros se mantuvo prácticamente constante respecto del año anterior (+0,3%) mientras que el número de pasajeros de crucero aumentó muy notablemente (+11,8%). En 2011, un total de 139.185 buques tocaron los puertos españoles con 1,9 millones de toneladas.

(10-2-12)