El gobierno portugués promociona el registro de Madeira en Grecia

27/5/2021 - El ministro de Asuntos Marítimos de Portugal, Ricardo Serrao Santos, acompañado por el secretario de Estado de Internacionalización, Eurico Brilhante Dias, visitó recientemente el puerto de El Pireo, en un viaje de promoción del Registro Internacional de Buques de Madeira (MAR). También estuvieron acompañados por directivos de Euromar, empresa que en 2013 asumió parte de la gestión de dicho registro, y que abrió una oficina en El Pireo hace ocho meses.

Según la publicación especializada Lloyd’s List, Euromar prevé que un gran número de armadores griegos optarán por abanderar sus buques en el pabellón portugués. Dicho registro se está posicionando como un “refugio seguro” para los navieros con un alto porcentaje de buques abanderados en terceros registros no comunitarios. La Comisión Europea está presionando en particular a Alemania y Grecia, para que las empresas beneficiarias de su sistema de impuesto por tonelaje, más conocido como Tonnage Tax, cumplan con el requisito de tener al menos un 60% de su tonelaje abanderado en países de la Unión Europea.

En unas declaraciones a Lloyd’s List, Jorg Molzahn, socio director de Euromar, declaró: “Hay futuro para una bandera de la UE que esté en la lista blanca y fundamentalmente orientada al servicio, para poder competir con registros como Liberia y las Islas Marshall”.

El registro portugués tiene requisitos y costes similares a otros registros europeos, unido a un buen servicio y a las ventajas comerciales de los pabellones comunitarios, argumentó Molzahn. Desde Euromar también insisten que no pretenden competir con otros pabellones europeos. En los últimos tres años, el 52% de los nuevos abanderamientos han sido de buques no comunitarios, frente al 31% de buques procedentes de registros comunitarios. El 17% restante fueron nuevas construcciones.

El registro MAR se creó en 1989 y, según sus datos más recientes, en 2020 ha alcanzado los 23 millones de tpm (Mtpm) y más de 600 buques registrados. El desarrollo de este registro forma parte de una estrategia marítima portuguesa más amplia, que tiene como objetivo reconstruir la flota nacional y aumentar su influencia en foros marítimos clave.

En la imagen, el ministro portugués Ricardo Serrao, a la izquierda, junto a Carla Olival y Angelos Roupas-Pantaleon, de Euromar.