ICS apoya el acuerdo de la OMI y recuerda a la Comisión Europea la importancia de reducir las emisiones de CO2 de los buques con medidas internacionales y no regionales

ICS apoya el acuerdo de la OMI y recuerda a la Comisión Europea la importancia de reducir las emisiones de CO2 de los buques con medidas internacionales y no regionales



“El sector naviero apoya firmemente a la Organización Marítima Internacional (OMI) como arquitecto de los cambios relacionados con la regulación de emisiones de CO2 procedentes de los buques”, ha manifestado Peter Hinchliffe, secretario general de la International Chamber of Shipping (ICS), que aplaude así el acuerdo alcanzado el pasado mes de junio sobre las enmiendas al Anexo VI del Convenio MARPOL de la OMI, por las que serán obligatorios el índice de Eficiencia Energética de Diseño (EEDI) para buques nuevos y el Plan de Gestión de la Eficiencia Energética (SEEMP) para buques existentes.

Peter Hinchliffe ha dirigido, a primeros de agosto, una carta a Christiana Figueras, directora de la Secretaría Técnica de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCCC), en la que afirma: “Es el primer acuerdo internacional jamás alcanzado con medidas vinculantes y obligatorias para reducir las emisiones de CO2 en la totalidad de un sector industrial. El acuerdo de la OMI demuestra que hay un entendimiento generalizado entre los Gobiernos del mundo de que la forma más eficaz de reducir las emisiones de CO2 procedentes de los buques consiste en otorgar, en la Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU en Durban el próximo mes de diciembre, un mandato claro a la OMI.” Con la aplicación del EEDI y del SEEMP, ICS calcula que el sector en su conjunto podrá reducir sus emisiones de CO2 por tonelada x km  en un 20% en 2020 respecto de las actuales.

“Creemos que la OMI está muy bien situada para continuar el progreso real que está llevando a cabo sobre Instrumentos de Mercado y así contribuir a seguir reduciendo las emisiones. Ello incluiría un posible fondo de compensación medioambiental del sector naviero, que podría basarse en el principio de Responsabilidades Comunes pero Diferenciadas (CBDR) reconocido en la UNFCCC, dirigiendo la mayoría de los fondos recaudados del transporte marítimo internacional a proyectos relacionados con el medio ambiente en países en vías de desarrollo.”

A su vez, Spyros Polemis, presidente de ICS, comenta, en una carta igualmente, enviada a la comisaria europea de Cambio Climático Connie Hedegaard: “La OMI ha demostrado al mundo de que es perfectamente capaz de dar una solución global al transporte marítimo. Nuestra esperanza es que esto sea suficiente para disuadir a la Unión Europea de seguir desarrollando su propio régimen de reducción de emisiones de CO2 procedente de buques que, además de suponer un grave riesgo de distorsión del mercado, podría conllevar la aplicación de medidas de este tipo en una región únicamente. Instamos firmemente a la Comisión Europea y a los Estados miembros de la UE a que sigan trabajando para llegar a un acuerdo con la OMI sobre Instrumentos de Mercado, en lugar de desarrollar medidas regionales.”

ICS informa a la Comisión en dicha carta que “en mayo de este año, acordó, su Junta Directiva acordó que, si bien deben ser los Gobiernos quienes desarrollen y acuerden los Instrumentos de Mercado para reducir las emisiones de CO2 , el sector naviero internacional tiene una preferencia clara por un mecanismo basado en un fondo de compensación, en lugar de un sistema de Comercio de Emisiones (ETS). Las asociaciones nacionales miembros de ICS han acordado que un sistema de compensación vinculado al consumo de combustible es el más adecuado a las características del sector naviero. Será más efectivo y más sencillo de aplicar que un ETS y es el sistema que prefieren la mayoría de empresas navieras y que puede asegurar unas reglas de juego equilibradasy evitar graves distorsiones del mercado.”

“El sector naviero rechaza la complejidad innecesaria que, creemos, tendría cualquier sistema de comercio de emisiones. ICS ha llegado a la conclusión de que un sistema de compensación basado en un recargo sobre el precio del combustible será más sencillo de gestionar, más trans
parente y, por lo tanto, más eficiente.”


Más información: "Emisiones de gases a la atmósfera procedentes de buques", artículo publicado en la sección "Tribuna Profesional" del Boletín Informativo de ANAVE (septiembre 2011, PDF)

(1-9-11)